BERLÍN EN 3 DÍAS

 

Berlin, que ciudad! Intensa por donde la mires y con una carga emocional intensa por su pasado. Lo moderno fusionado con la historia que marcó a gran parte de Europa y el mundo.Un lugar donde “empezó todo“.

tv

En este viaje que realizamos a principios de noviembre, decidimos conocer la ciudad, su cultura e historia y para ello dispusimos de 3 días completos. Nos alojamos en el Hotel Meininger cerca de Alexanderplatz lo cual nos fue muy práctico para recorrer gran parte de la ciudad a pie y en transporte público (rápido, puntual,económico y muy bien conectado entre subte, tren y buses) ya que las distancias son amplias en dicha ciudad.

Quiero destacar la cadena Meininger ya que posee servicio de hotel y hostel en Alemania, Austria,Bélgica, Dinamarca, Hungría, Italia, Países Bajos, Reino Unido, Rusia y próximamente en Francia y Suiza, es ideal no solo para jóvenes y mochileros sino también para familias ya que posee habitaciones privadas con baño,amenities, toallas y sabanas, sectores comunes como cocina lo cual en caso de viajar con niños facilita no tener que salir a un restaurante si los pequeños están cansados o si el clima no ayuda. Y ni hablar del dinero que ahorramos cocinando allí.

También ofrece wifi gratuito, playroom con pool (billar), metegol y en algunos casos hasta pelotero infantil.
Transmite un ambiente fresco, relajado y sobretodo organizado y muy limpio.

Volviendo al itinerario se fue dando de acuerdo a nuestras posibilidades y al ánimo de Maia (4 años) ya que siempre es nuestra prioridad su disfrute y bienestar en cada viaje.

Día 1: Recorrimos Alexanderplatz, subimos a la torre de Tv Fernsehturm con ascenso al mirador 360 que está ubicado a 203 metros y posee bar. Tener en cuenta que el día tiene que estar despejado o sin niebla para poder tener vista panorámica de la gran ciudad. Las entradas se pueden adquirir con anterioridad online o comprarlas en el lugar. A nosotros nos salió EUR 15 cada adulto y EUR 13 cada menor a partir de 4 años.

80397-img_20181106_124109

De aquí decidimos tomar el open bus City Sightseeing (hop on hop off) que siempre es nuestro aliado para tener un vistazo general de cada destino y los atractivos a visitar. Además que nos ayuda a ubicarnos y familiarizarnos con las calles y “donde queda cada cosa”. Siempre hacemos algo entretenido para nuestra hija primero para que luego acepte de buen ánimo hacer la excursión o paseo más de”adultos”. En general en los buses suele mirar por la ventana unos minutos y luego se duerme una siesta lo cual es muy positivo para nosotros para que ella descanse y poder estar horas escuchando la audio guía y prestando atención al city tour.

De esta forma elegimos dónde vamos a bajar para seguir conociendo. En este primer día descendimos en Potsdamer platz, donde conocimos Sony Center y nos encontramos con una pequeña pero hermosa feria navideña con juegos invernales, comidas y bebidas típicas donde nos quedamos hasta la noche.

f23f3-img_20181106_171152

Dia 2: Amanecimos bien temprano para aprovechar lo más posible la luz solar ya que durante otoño en invierno a las 16 hs ya comienza a caer la noche y con ella el descenso de la temperatura.

Iniciamos con una visita al zoológico de Berlín que nos pareció una maravilla, hasta ahora es el zoo más bello que he conocido donde además de los animales terrestres posee un acuario con diversas especies.

3954c-fb_img_1541610529231

Al mediodía volvimos al tour por la ciudad dirigiendonos a pie los 3,5 km desde el zoo hasta la zona dela puerta de Bradenburgo, en dicho camino paseamos por el barrio de las embajadas y cruzamos el parque Tiergarten donde el otoño nos regalo unas vistas increíbles de colores cobrizo, rojo, dorado, naranja y verdes que fueron un deleite y que me hicieron valorar y adorar esa estación del año como nunca lo había hecho.

En el parque jugamos con las hojas y disfrutamos del sector de juegos infantiles con hamacas, toboganes y juegos para escalar. parque.jpg

Es así como llegamos al final del parque donde visitamos el Memorial a los judios asesinados durante el Holocausto. Un monumento fuerte, frío, tosco y duro como este hecho trágico que ocurrió en nuestro planeta. La arquitectura en sí no muestra nada pero transmite mucho. Es un espacio para que el silencio y la reflexión tomen partido mientras caminas perdido entre los bloques.

Cabe destacar que debajo del memorial hay un museo del recuerdo donde la entrada es libre y gratuita, se puede adquirir audioguía por EUR 3.- y profundizar sobre la segunda guerra Mundial, el holocausto y ser testigo de la lista completa de víctimas con sus nombres y apellidos de acuerdo a los registros del Museo Yad Vashem (Jerusalem). memorial

Posteriormente continuamos hacia la puerta de Bradenburgo y Parlamento (Reichstag) al cual se puede acceder mediante reserva previa para subir a la cúpula que brinda vista de la ciudad. La reserva se hace por la web y es gratuita.

La noche llegó así que decidimos regresar al hotel.

Dia 3: Nos levantamos temprano y tomamos el bus turístico nuevamente pero en este caso el recorrido verde que recorre la parte occidental de Berlín las diferencias con el lado oriental y su desarrollo se nota incluso al día de hoy, edificios fabriles y mucho hierro.

bus

Descendimos en el Muro donde vimos las obras de arte que cubren cada uno de los bloques de cemento, nuevamente el ayer y el hoy unidos demostrando la ironía de la vida y el mundo donde todo muta y lo que hace unos años era imposible hoy es una realidad. Volvimos a subirnos al bus para bajar en el barrio judío y conocer la Neue synagoge la cual era eje principal de la vida judía Alemana del siglo XIX pero que actualmente es museo por haber sido destruida en su interior durante la noche de los cristales rotos.

IMG_20181108_133958.jpg

Nuevamente la noche nos atrapó en medio de la ciudad por lo que fuimos a conocer y hacer compras en la Galeria Kaufhof donde hay multiples pisos y sectores con ropa de dama,hombre, niños, juguetería, alimentos, golosinas, perfumería y cosméticos. Un poco de todo y para todos.

Algo que me llamó la atención es la ausencia de vendedores ambulantes de souvenirs o recuerdos de Berlin los cuales en otras ciudades de Europa están en cada punto turístico o esquina importante del centro pero aquí no nos cruzamos ni uno.

En fin, Berlín me sorprendió gratamente y me dio una sensación de seguridad absoluta. Casi me resultó difícil creer que allí haya sido el punto de partida de tantas guerras,muertes, dolor, divisiones y discriminación.

Realmente brindo y festejo por el avance, la paz y la aceptación del otro como un igual.

Berlín, espero volverte a encontrar en otra oportunidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s